Parcelas y Viñedos

El cuidado y control exhaustivo del viñedo y una rigurosa selección de uvas de los principales “terroirs” y parajes de la D.O.Ca. Rioja es la base de la calidad de nuestros vinos.

Montes Obarenes Haro Ermita de San Felices Gimileo Paraje de Vigorta San Vicente de la Sonsierra Rio Ebro Ezcaray Sierra de la Demanda Santa Coloma Logroño Sierra de la Demanda Ezcaray Santa Coloma Rio Ebro Bodegas Santalba Bodegas Santalba Paraje de Vigorta Gimileo San Vicente de la Sonsierra Haro Ermita de San Felices Montes Obarenes

 

La variedad autóctona Tempranillo es la protagonista en Bodegas SANTALBA en lo referente a las variedades tintas, pero manteniendo presentes el resto de uvas riojanas, Garnacha, Graciano y Mazuelo. En cuanto a las variedades de uva blanca, utilizamos la variedad Viura y en menor porcentaje la Malvasía riojana, ambas autóctonas de La Rioja.

Bodegas SANTALBA desarrolla y evoluciona un Proyecto Permanente de I+D+i, basado en conseguir en las uvas de sus viñedos mayores contenidos de antioxidantes (resveratrol) utilizando para ello, únicamente, técnicas  naturales y ecológicas de viticultura. De esta forma, se ha conseguido el vino con mayor contenido de resveratrol natural hasta la fecha: nuestro SANTALBA ECOLÓGICO .

El origen, la tipicidad y el estilo de vino fino caracterizan y definen a Bodegas SANTALBA.

La orografía, la orientación de las parcelas, la composición de los suelos  y la climatología consiguen que el enclave donde Bodegas SANTALBA selecciona sus uvas sea el lugar idóneo para el desarrollo de la vid.

Las uvas proceden tanto de viñedos ecológicos propios, como de viticultores que son proveedores habituales de la Bodega. A cada una de las parcelas se le asigna un plan de viticultura especial y único, definido cada año en función de los parámetros de maduración controlados desde la bodega y analizando la evolución y desarrollo de las vides en base a su edad y las características propias de cada terruño, paraje y parcela.

La calidad de las uvas, además de la climatología, la tipología y composición del suelo y las características de edad del viñedo y variedad de las cepas entre otras, también va a depender de las labores que durante todo el ciclo vegetativo de la vid se lleven a cabo. Algunas de las más importantes son:

Aclareo ó vendimia en verde: Labor consistente en la eliminación de una parte de los racimos cuando aún no ha finalizado su maduración. La disminución del número de racimos por cepa, mejora el desarrollo de las uvas (incremento de sustancias como azúcar y polifenoles(color)), y mejora aspectos claves que influirán en la calidad del vino elaborado.

Arado: Labor consistente en ahuecar la tierra a fin de facilitar su oxigenación y eliminar la vegetación que compite por agua y nutrientes con la cepa.

Deshojado: Labor consistente en la eliminación de una parte de las hojas de la cepa para así facilitar su aireación y mejorar la maduración y prevenir enfermedades causadas por la humedad excesiva.

Desniete. Proceso de eliminación de los brotes secundarios que han nacido entre los principales, el objetivo de esta operación es evitar una ramificación excesiva, que restaría energía a la cepa para formar los racimos.

Despunte: Trabajo de la viña consistente en el corte del extremo de los pámpanos o ramas para facilitar la vendimia, mejorar la aireación de los racimos y reduce la carga vegetal de la cepa.

Espergura: En primavera, tenemos que eliminar los brotes ó chupones de la madera vieja, tronco y brazos de la cepa, para facilitar el mejor desarrollo de los pámpanos que brotan en los pulgares y son portadores de los racimos. Labor llevada a cabo de forma manual.

Poda: Labor llevada cabo en invierno cuando la sabia de la planta, consecuencia del frio, baja a la raíz de la cepa para protegerla y cae la hoja. Consiste en el corte de las ramas de la cepa una vez vendimiadas. Para llevarla a cabo se utilizan tijeras manuales o mecánicas.

Todas estas labores se llevan a cabo en viñedo para mejorar el desarrollo el mismo, que la calidad de la uva al final del ciclo y cuando llegue la vendimia, sea la máxima posible y así la materia prima sea la mejor posible para elaborar vinos de calidad.

Igualmente la labor de vendimia, decisiva y la cual debe realizarse en un periodo corto de tiempo, ha de realizarse con conocimiento y sabiendo en todo momento que estamos recogiendo las uvas que luego nos darán caldos de calidad, por ello, no todo es aceptable. En Bodegas Santalba, realizamos una selección de uvas por parcela y se vendimia de forma manual. Algunas viñas singulares se vendimian en cajas de 12 kilos, otras, en palots o cajas de 300 kilos y finalmente otras van en remolques viñeros de aproximadamente 3.000 Kilos de capacidad y vienen a la bodega siempre protegidas del sol y el calor además de enfriar los remolques con hielo seco llegando siempre a la bodega en condiciones óptimas.

Mapa interactivo

Pulsa sobre los puntos para ver más información sobre cada lugar.

Mapa interactivo

Pulsa sobre los puntos para ver más información sobre cada lugar.

Mapa interactivo

Pulsa sobre los puntos para ver más información sobre cada lugar.